Imagen de cabecera

Detalle Registro


Martín Díez, Juan (1775-1825)

XML

Área de Identificación

Tipo de entidad: Persona

Subelemento:

Forma autorizada del nombre: Martín Díez, Juan (1775-1825)

Forma(s) paralela(s) del nombre:

Forma(s) normalizada(s) del nombre segun otras reglas:

Otra(s) forma(s) del nombre:

Área de Descripción

Fecha de existencia: 1775 / 1825

Lugar(es):

Función/ocupación(es):

Estatuto Jurídico:

Atribución(es)/Fuente(s) legal(es):

Historia:

Juan Martín Díez, "el Empecinado", nació el 5 de septiembre de 1775. Fue labrador (y se conserva su casa en su localidad). A los naturales de Castrillo se les llamaba con el mote de "empecinados", por unos arroyos llenos de pecina (el cieno verde de aguas en descomposición) que atravesaban el pueblo y se cree que de ahí le venga el apodo a este personaje. Desde muy joven tuvo vocación militar. A los 18 años se enroló en la campaña del Rosellón (Guerra de la Convención, de 1793 a 1795). Esos dos años que duró la contienda fueron para él un buen aprendizaje en el arte de la guerra, además de ser el comienzo de su animadversión hacia los franceses. En 1796 se casó con Catalina de la Fuente, natural de Fuentecén (Burgos) y en este pueblo se instaló como labriego hasta la ocupación de España por el ejército de Napoleón en 1808, suceso que le decidió a combatir contra los invasores. Se cuenta que la decisión la tomó a raíz de un hecho sucedido en su pueblo: una muchacha fue violada por un soldado francés al que Juan Martín dio muerte después. A partir de este suceso, organizó una partida de guerrilleros compuesta por amigos y miembros de su propia familia. Al principio su lugar de acción estaba en la ruta entre Madrid y Burgos. Más tarde combatió con el ejército español en el puente de Cabezón de Pisuerga (Valladolid) y en Medina de Rioseco (Valladolid). Fueron estas batallas perdidas y en campo abierto las que le hicieron pensar que obtendría mejores resultados con el sistema de guerrillas y así comenzó con éxito sus acciones bélicas en Aranda de Duero, Sepúlveda, Pedraza y toda la cuenca del río Duero. En 1809 fue nombrado capitán de caballería. En la primavera de ese mismo año su campo de acción se extiende por las sierras de Gredos, Ávila y Salamanca, para seguir después por las provincias de Cuenca y Guadalajara. El cometido principal de estas guerrillas era dañar las líneas de comunicación y suministro del ejército francés, interceptando correos y mensajes del enemigo y apresando convoyes de víveres, dinero, armas, etc. El daño que se hizo al ejército de Napoleón fue considerable, de tal manera que nombraron al general Joseph Leopold Hugo como «perseguidor en exclusiva» del Empecinado y sus gentes. El general francés, después de intentar su captura sin conseguirlo, optó por detener a la madre del guerrillero y algún familiar más. La reacción de Juan Martín fue endurecer las acciones bélicas y amenazar con el fusilamiento de 100 soldados franceses prisioneros. La madre y los demás fueron puestos en libertad. En 1810 tuvo que refugiarse en el castillo de la ciudad salmantina de Ciudad Rodrigo (hoy es Parador de Turismo), al que pusieron sitio los soldados franceses. En 1811 estuvo al mando del regimiento de húsares de Guadalajara y contaba en ese momento con una partida de unos 6.000 hombres. En 1813, el 22 de mayo, ayudó en la defensa de la ciudad de Alcalá de Henares (Madrid), y en el puente de Zulema, sobre el río Henares venció a un grupo de franceses que le doblaban en número. Más tarde, Fernando VII daría su consentimiento para que la ciudad de Alcalá levantara una pirámide conmemorativa de esta victoria. Pero en 1823, este mismo rey ordenó su destrucción por ser símbolo de un "liberal"; aunque en 1879 los alcalaínos volvieron a levantar otro monumento al Empecinado, al que percibían como su liberador. Dicho monumento ha llegado a nuestros días. Cuando el rey Fernando VII regresó a España y restauró el absolutismo, tomó medidas contra los que consideraba enemigos liberales, entre otros el Empecinado, que fue desterrado a Valladolid. En 1820 tuvo lugar el pronunciamiento del militar Rafael de Riego y el Empecinado volvió a las armas, pero esta vez contra las tropas realistas de Fernando VII. Durante los años siguientes, el trienio liberal, fue nombrado gobernador militar de Zamora y eventualmente, Capitán General. En 1823 acaba el régimen liberal. Juan Martín marchó entonces al destierro en Portugal. Desde allí pidió un permiso para regresar sin peligro, permiso que le fue concedido. Pero fue detenido en la localidad de Olmillos de Peñafiel y trasladado a Nava de Roa (Burgos) donde fue entregado al alcalde de Roa de Duero (Burgos), Gregorio González. Allí estuvo prisionero, haciendo que le exhibieran en una jaula de barrotes de hierro. Tales hechos llegaron a oídos del militar liberal Leopoldo O'Donnell que quiso llevar la causa a los tribunales de justicia, pero el corregidor de Roa ya había ordenado su ejecución que se llevó a cabo el 20 de agosto de 1825, en la plaza. Murió ahorcado en lugar de ser fusilado. Cuentan que en un arranque de desesperación y fuerza consiguió quitar la espada al oficial que le acompañaba al patíbulo. El 8 de octubre de 1808, se otorga a don Juan Martínez Díez, natural de Castrillo de Duero (Valladolid), el privilegio de usar el renombre de Empecinado, para sí, sus hijos y herederos. El apodo de este personaje histórico ha enriquecido nuestro idioma y así se dice empecinarse a obstinarse o empeñarse en conseguir un fin. No obstante dicho apodo viene de más antiguo pues era el apodo que tenían todos aquellos que nacían en el pueblo de Castrillo de Duero y es el motivo por el cual a Juan Martín se le apodaba así. Para los movimientos castellanistas actuales, El Empecinado supone una figura de referencia, al atribuirle la recuperación del ideal comunero en el siglo XIX, entendiendo éste como un movimiento revolucionario (tal como sostiene el hispanista francés Joseph Pérez) de corte federalizante.

Área de Relaciones con Otros Registros de Autoridad

Área de Control

Identificador del registro de autoridad:  

Identificador(es) de la institución 

  • Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional   ES45168SNAHN

Reglas y/o convenciones:  

Nivel de detalle:   Completo

Estado de elaboración:   Finalizado

Lengua(s):  

  • spa/esl

Escritura(s):   

Fuente(s):   

Notas de mantenimiento:   Pablo Gómez-Juárez Sidera

Relaciones con otras Entidades

Relaciones con otras Materias

Relaciones con otros Recursos



Icono de conformidad con Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para la Web 1.0 del W3C-WAI. Titulares RSS disponibles

© Ministerio de Cultura y Deporte - Gobierno de España